Inspección de zonas inaccesibles

La inspección con un sensor realizando un barrido en dirección circunferencial permite medir reflexiones en distancias de hasta 3 metros. Esta técnica se utiliza principalmente para la detección de corrosión bajo soportes (como complemento a la inspección axial desde la parte superior), inspección de postes de luz, zonas enterradas en tierra o cemento y cualquier otra zona donde no hay acceso directo a la zona de interés.

Características

  • Técnica EMAT sin contacto.
  • Un barrido en la dirección circunferencial permite la inspección axial de la tubería.
  • Complementa a la inspección axial cuando hay acceso a la parte superior de la pieza.
  • Diferentes modos de onda permiten penetrar en zonas con cemento y cualquier tipo de recubrimiento.
  • Complementa a la técnica LRUT ofreciendo una mayor sensibilidad a distancias de hasta 3 metros respecto a la posición del sensor.
  • Espesores de hasta 25 mm.

Equipos

¿Necesitas ayuda o tienes alguna pregunta?
Contacta